#Bienvenidos37: Un nuevo año más de vida

En este nuevo año más de vida, prometo:

Ser igual pero un poco peor, pensando con el corazón y amando más con la razón; así quizás logre recorrer con mis manos caminos que luego me recorran a mí, empezando a tocar un poco más con los pies, aunque sea el suelo y con suerte, un día también el cielo.

Prometo no seguir haciendo promesas innecesarias, ni seguir haciendo necesarias a personas y cosas que realmente no lo ameritan y ni siquiera lo necesitan, como pasa también con algunos sentimientos y uno que otro pensamiento.

Prometo, en cuestiones como la angustia y la preocupación, enfocarme en mantenerme desenfocado; obligarme a no obligar y como una vez dije, dar por sentado que es mejor estar sentado que parado.

Y es que en este nuevo año más de vida, que ya suman treinta y siete, me he dado cuenta, o más bien he aprendido, que no se debe creer en nada a “ciencia cierta”, porque definitivamente lo único cierto es que todo en la vida es incierto, pero que eso lejos de quitarte la fe, la afianza y la define. Tampoco creo que se deba pretender, porque con eso solo se consigue evitar crecer, y en consecuencia lo que obtienes es mucho tiempo para perder.

Prometo temer con valor, amar sin rencor, perder sin dolor y llorar con pasión.

Prometo pagarme y darme el vuelto.

En este nuevo año más de vida prometo además amarme y respetarme, en la riqueza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad, en el socialismo o en el capitalismo, en la cordura y en la locura, hasta que la muerte me separe y me recicle.

Simplemente diré que en este nuevo año más de vida no repetiré lo hecho en otros nuevos años más de vida ya pasados, porque es imposible hacerlo, ya pasaron; ni seré como seguramente seré en los nuevos años más de vida por venir, porque también es imposible, habré cambiado.

Por todo esto, mejor prometo tan sólo ser, tan sólo crecer, tan sólo sonreír, tan sólo vivir y un día, cuando llegue el momento, tan sólo morir, o me dejo de vainas y prometo seguir haciendo promesas intrascendentes y así poder, durante este nuevo año más de vida, seguir siendo igual… pero un poco diferente.

Quintín Rodríguez T.
image

image

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s