Un cuento sin ningún interés en serlo

Imagen

Escribir, he aquí conmigo tu más contradictorio destino.

Vivir en las sombras no es vivir,

pero sufrir es parte vital de toda existencia,

quizás, incluso, la más real de todas las experiencias.

Y es que iniciar de nuevo no siempre significa empezar de cero,

ni dar conclusión conlleva a un final por decreto.

 

“Sé fuerte”, te dices, ser real pretendes.

Pero ¿Cómo disfrazas esas apasionadas coincidencias

que mantienen por buen camino a tan maltrecho errante?

Nada es lo que debería o nada es como tú pretendías,

por lo menos eso te dices y sin duda te convences.

El “Érase una vez” te lo quedo debiendo

Como debiendo te queda una moraleja la vida.

Así como cuando se escribe para no ser leído

y el narrar se diluye en ingenuas expectativas.

 

“Sé feliz”, te animas, y en dolor terminas,

porque cuando la sangre fluye el pensamiento aviva.

Como héroe que sin gallardía enfrenta sus desaciertos e incoherencias,

sin princesas, sin castillos y sin un beso que “a lo hecho pecho”,

El “colorín colorado” se construye solo y se destruye al rato

en un cuento que se amarra y se libera,

que no necesita justificarse, ni ansía perpetuarse;

solo con divagar se llena e incluso se desborda,

con una historia tan incoherente que ni pie ni cabeza,

pero sí entrañas y algo de sesos, aspiro.

Se me acaba la diéresis y el léxico me falla,

porque el tiempo no perdona y la desidia me traiciona.

Así y todo, un paseo resultó siendo

escribir este inquietante e inverosímil cuento.

Que honestamente nunca tuvo intenciones de serlo.

Con un final innecesario y un comienzo algo escueto.

 

Pero eso sí, con toda certeza

hay aquí un pedacito de alma en cada letra,

aunque como ya habrás comprendido,

este escrito carezca de todo sentido,

Y en verdad no tenga, como ya dije, ni pie ni cabeza.

5 pensamientos en “Un cuento sin ningún interés en serlo

  1. me encanto siento ya haber escuchado estas palabras, en una de nuestras tantas conversaciones, ya se que voy a leer cuando te des una de tus tantas perdidas, te quiero un mundo y estoy muy orgullosa de ti

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s